Ciencia

Pronounce son unos audífonos revolucionarios que corrigen tu voz para habituarte al ritmo y a la sonoridad del inglés.

Los hábitos sonoros y rítmicos de la lengua materna dificultan el aprendizaje de una nueva lengua. Gracias a Pronounce, podemos percibir más claramente los sonidos del inglés para poder así reproducirlos más fácilmente. Esto es esencial para poder asimilar e integrar correctamente la sintaxis, semántica y gramática del inglés.

Existen en el mundo más de 5000 lenguas habladas, de las cuales 650 son consonánticas y 180 son vocálicas. Esto evidencia la extraordinaria riqueza lingüística existente en el mundo que nos rodea.

Aun así, cada idioma utiliza solamente una media de 40 sonidos básicos llamados “fonemas”. El fonema es la unidad de sonido más pequeña que hace posible expresar una diferencia de significado entre dos palabras como, por ejemplo, “papa” y “mapa”.

De esta manera, cada idioma se caracteriza por un pequeño número de categorías de fonemas y cada categoría se diferencia en el plan perceptivo por claros contrastes sonoros. Estos contrastes sonoros nos permiten diferenciar las palabras en una frase para así entender su significado. Gracias a estos contrastes, podemos establecer una lógica lingüística que nos permite anticipar el sonido que sigue y así poder deducir los sonidos que no podemos escuchar. Esto es lo que hacemos naturalmente cuando tenemos una conversación telefónica en un ambiente ruidoso. Algunos sonidos se nos escapan, pero podemos deducir naturalmente cuáles son estos sonidos.

Este contraste sonoro es muy diferente de un idioma al otro. Se asimila durante la adquisición de la lengua materna. Es así como aprendemos durante nuestra infancia a seleccionar aquellos elementos sonoros que son compatibles con nuestro medio lingüístico y a marginar los que no forman parte de la estructura fonética de nuestro medio. A medida que crecemos, aprendemos de esta manera a codificar el ritmo de nuestra lengua.

No es coincidencia que hablemos con los bebés acentuando exageradamente los sonidos y estirando las palabras: “Bueeeeenooooos díiiiiiaaaas miiii beeeebééééé”. Esto es lo que llamamos el “habla materna” o “mothering”.

Este aprendizaje se transforma rápidamente en un obstáculo para la integración de una lengua extranjera debido a que el ritmo y los sonidos son tan diferentes de un idioma al otro.

tipsPronounce nos permite tomar distancia del ritmo de nuestra lengua materna superponiendo el ritmo del inglés sobre nuestra voz. El cerebro reacciona naturalmente modificando la voz para adaptarla a lo que percibe a través de los audífonos. A medida que repetimos este ejercicio, terminamos por integrar naturalmente los sonidos y el ritmo de un idioma que nos parecía tan extranjero.

Live chat offline